Pulseras eslabones
Pulseras eslabones
Pulseras eslabones
Pulseras eslabones

Pulseras eslabones

Precio habitual 12,99€
/

Pulseras eslabones
100% metal

Cuidar la ropa es, el arte de lavar la ropa...

La ropa se hace única desde el momento en que nos la ponemos. Da igual cuántas de las mismas haya en el mercado, el estilo de cada persona hace que esa prenda sea especial y se vea diferente. 

 

Podría hasta comprar la ropa con el amor, algunos nos dejan muy buenos recuerdos, otros pasan por nuestra vida sin más, y otros, sin embargo, llegan para quedarse. Con la ropa pasa lo mismo, o casi lo mismo, ¿seguro que recuerdas algún jersey, vestido, pantalón… que estuvo presente en un acontecimiento importante?, y por ello es especial y siempre lo recordarás. 

Pero todos sabemos que no toda la ropa puede quedarse o pasar un largo tiempo con nosotros, ya que de eso depende su calidad, tejidos, confección, etc. Donde hablamos de la importancia de comprar marcas y ropa de calidad desde un punto de vista diferente.

 

 

Aunque toda la ropa no dura lo mismo, ya sea por su calidad o por el uso que le damos, es fundamental que el lavado sea cuidadoso. De esta forma conseguiremos darle a nuestra ropa el cuidado que se merece, para que este siempre como el primer día. Con unos trucos muy fáciles y al alcance de todos nos evitaremos cometer accidentes que pueden acabar en un cambio de color o tamaño no deseado, al mismo tiempo que alargamos la vida de nuestras prendas… ¡Vamos allá!

 

En el día a día, poner la lavadora acaba siendo casi una pesadilla, pero cuando te contemos el tiempo que te ahorraras planchando y lo bien que relucirá tu ropa gracias a seguir 7 trucos, seguro que le coges cariño a esta rutina.

Sin gastar dinero, ahorrando para ti y para el planeta, podrás mejorar el aspecto de tus prendas.

7 sencillos pero eficientes trucos

 

1- Lee atentamente las etiquetas

Las etiquetas, son como el manual de instrucciones de la ropa, parece de locos pensar que la ropa viene con instrucciones, ¿verdad?, pero no lo es. El etiquetado de la ropa no son instrucciones de empleo (eso sí que sería un poco de locos), sin embargo, son una ayuda para el lavado y es muy importante respetarlas para no tener sorpresas al abrir la lavadora. Las etiquetas evitarán que cometas daños irreversibles, léelas. 

Además, cualquier producto que compramos ha sido estudiado, para que pueda proporcionar al consumidor toda la información relevante para ese artículo.
 

 

2- Lava la ropa solo si es necesario.

Si, ¿cuántas veces te has puesto una blusa que en realidad únicamente la has llevado puesta 2 o 3 horas?. Siempre y cuando te la hayas puesto después de salir de la ducha, en realidad la blusa no está sucia.

No hace falta que después de quitarla la dejes junto a toda la ropa del armario. Puedes dejar un hueco en tu armario, o colocarlo en un perchero con ruedas, que además de quedar muy bien en cualquier espacio, es una manera fácil de separar la ropa que ya has usado con la que no. 

3- No abuses de los detergentes.

Este producto tan milagroso que elimina casi cualquier mancha, puede ser el peor enemigo de tu ropa. La cantidad de producto a utilizar dependerá de los kg y de la suciedad de la ropa, por ello, es importante que limites la cantidad de detergentes utilizando solo lo justo para cada necesidad. Lo ideal es tener dos detergentes, uno para manchas y ropa blanca, y otro para prendas más delicadas.

4- Quítate la ropa del revés.

El cuidado de la ropa comienza cuando te la quitas, si la quitas del revés, ayudarás a que ciertos estampados no sufran los roces del lavado y lo más fundamental, cuando la cuelgues ya la tendrás del revés para que el sol no desgaste su color. En verano, si tienes la posibilidad de colgar la ropa lavada en una zona con sombra, ¡muchísimo mejor!

5- Tiende bien y plancharás menos.

Intenta colgar la ropa justo cuando acaba la lavadora. Hoy en día, la gran mayoría de lavadoras tienen programas en los cuales puedes indicar cuando quieres que acabe el lavado.  Si no cuentas con esta opción, pero tu lavadora te indica el tiempo de lavado o sabes cuánto tiempo tardan los lavados que más utilizas, puedes programar el temporizador en el móvil para que te avise y no se te olvide.

Para colgar la ropa te aconsejamos que uses pinzas de plástico sin metal, o de lo contrario asegúrate de que son de acero inoxidable. Las pinzas de madera, en ocasiones pueden manchar la ropa cuando se envejecen, mejor intenta evitarlas.

Pantalones: las pinzas en la cintura

Camisetas: boca abajo y las pinzas en el contorno inferior

Camisas: en perchas y con pinzas en los hombros

Faldas: con pinzas en la cintura

 

6- No mezcles colores. Lo blanco con lo blanco y lo de color con lo de color.

7-Lava a mano.

Es verdad que cuando decimos lavar a mano nos imaginamos a las abuelitas con los capazos llenos de ropa. Pero te aseguro que si empiezas hacer esto con todas esas prendas que no necesitan horas de lavado, ahorras en tiempo, ya que pondrás menos lavadoras, un importante ahorro en agua, y muchos litros de detergente. ¡Simplemente, coge un cubo, llénalo de agua a la temperatura recomendada, coloca un dedo de detergente, remuévelo y déjalo ahí, por ejemplo mientras te duchas, y al salir, lo aclaras bien, lo cuelgas y listo, una prenda menos para la lavadora! Te aseguro que tus prendas lucirán como nuevas mucho más tiempo.

Customer Reviews

Be the first to write a review
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Customer Reviews

Be the first to write a review
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)